Puré de Patatas: Un Clásico Reconfortante para Cualquier Ocasión

Puré de Patatas

El puré de patatas, un plato reconfortante y versátil que ha resistido el paso del tiempo, es una deliciosa mezcla de patatas cocidas y machacadas, realzadas con mantequilla y otros condimentos. Este platillo es un acompañamiento popular en muchas culturas culinarias alrededor del mundo, apreciado por su simplicidad y su capacidad para complementar una amplia variedad de platos principales. A continuación, te presentamos cómo preparar un delicioso puré para satisfacer tu gusto y el de tus seres queridos.

Info: si dudas entre una batidora de vaso y una de mano visita este post donde analizamos las mejores batidoras de mano.

Ingredientes

  • 1 kg de patatas (preferiblemente variedades adecuadas para puré).
  • 1/2 taza de leche caliente.
  • 4 cucharadas de mantequilla.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta negra al gusto.

Instrucciones

  1. Preparación de las patatas:
    • Lava y pela las patatas. Corta las patatas en trozos del mismo tamaño para asegurar una cocción uniforme.
  2. Cocción de las patatas:
    • Coloca las patatas en una olla grande y cúbrelas con agua. Agrega sal al agua.
    • Lleva la olla a ebullición y cocina las patatas hasta que estén tiernas cuando se pinchen con un tenedor.
  3. Escurrido y Machacado:
    • Escurre las patatas cocidas y colócalas en un tazón grande.
    • Utiliza un machacador de patatas o un tenedor para triturar las patatas hasta obtener una consistencia suave.
  4. Mezcla y Añade Ingredientes:
    • Agrega la leche caliente y la mantequilla a las patatas trituradas.
    • Mezcla bien hasta obtener la textura deseada para tu puré. Añade más leche si es necesario.
    • Sazona con sal y pimienta al gusto y mezcla nuevamente.
  5. Servir:
    • Sirve el puré caliente, acompañando tus platos principales favoritos.

Consejos para conseguir un buen Puré de Patatas

  • Variedades de patatas: Escoge patatas harinosas, como las russet o las yukon gold, para un puré más cremoso.
  • Evita el Exceso de Agitación: No mezcles demasiado las patatas una vez agregada la leche, ya que puede hacer que el puré se vuelva pegajoso.
  • Mantequilla a Temperatura Ambiente: Asegúrate de que la mantequilla esté a temperatura ambiente antes de mezclarla con las patatas para una mejor incorporación.
  • Experimenta con Sabores: Puedes agregar ajo asado, queso rallado, cebollino o nuez moscada para variar el sabor del puré de patatas y hacerlo más interesante.
  • Almacenamiento Adecuado: Si te sobra puré, guárdalo en un recipiente hermético en el refrigerador y consúmelo en un par de días para mantener su frescura y sabor.

El puré de patatas es un plato clásico que nunca pasa de moda. Esta receta simple pero deliciosa te permitirá preparar un puré perfectamente cremoso para acompañar tus comidas y deleitar a tus comensales. ¡Disfruta de la calidez reconfortante de un buen puré de patatas!

Te puede interesar

0 Compartir

Deja un comentario